Entrevista a Beatriz Morales

BEATRIZ MORALES

bailaora del cuadro flamenco de profesionales de Puro Arte

“Bailar flamenco es mi forma de escapar de la locura de este mundo”

Aunque nadie en su familia tenía relación con este arte, el gusto por este sentimiento lo tuvo desde pequeña y ahora exhibe su pasión de forma exitosa por todo el mundo

La bailaora Beatriz Morales, en Puro Arte

 

  • “Amo estar encima del escenario, es pura adicción y tampoco podría vivir sin hacerlo”

  • Siempre pretendo dejar mi piel en cualquier rincón del mundo”

  • “Hoy en día, hay extranjeros que entienden el flamenco igual o mejor que los españoles”

  • El escenario me da experiencia para poder seguir enseñando a cualquier nivel”

  • En los tablaos aprendí, crecí y quiero morir”

Entrevista de Alejandro Posilio

Esta jerezana de 33 años soñaba de pequeña con ser policía, pero este mundo tan injusto la hizo desistir. Y aunque en su familia no existía ninguna relación con el flamenco, el baile le fue entrando en las entrañas hasta convertirlo en su pasión. Por eso apostó por dejarlo todo y marcharse a Sevilla a aprender los secretos de este arte. Alumna aventajada, se hizo profesional a los 19 años y ahora exhibe sus habilidades de forma exitosa por todo el mundo, aunque reconoce que todavía le falta recibir ovaciones en Nueva York. Casada y con una hija, Juncal, le gustan todas las comidas que “estén buenas”, siempre que no lleven aceitunas. También disfruta practicando cualquier deporte y viajando, así como con todo lo que le haga crecer. El diseño y la moda también le atraen, y no descarta sacar su propia firma.

¿Cuándo comenzaste a bailar y por qué?

Comencé a bailar a los cinco años en Jerez: No tenía ninguna relación con el flamenco en casa, ni había visto a nadie bailar, solo lo sentía dentro y me pasaba el día bailando. Mi madre me preguntó si quería apuntarme a una escuela, y fue la mayor ilusión de mi vida. He seguido bailando hasta hoy y espero seguir bailando siempre.

¿Cuándo te hiciste profesional del baile flamenco?

Empecé mi carrera profesional a los 19 años, cuando decidí irme a vivir a Sevilla y dedicarme a bailar. Aposté por eso, dejándolo todo, y he vivido de esta profesión hasta ahora, sintiéndome afortunada por poder vivir de lo que amo.

Entrevista con Beatriz Morales, bailaora de Puro Arte¿Si no hubieses sido bailaora, que te hubiera gustado ser?

Siempre he tenido una carrera pendiente, ser policía. Siempre me gustó la acción y la justicia. Pero en este mundo injusto, lo hubiese pasado muy mal. También me encanta el diseño y la moda, algún día tendré mi propia firma, no lo descarto.

 

El hecho de que hayas nacido en Jerez, la cuna del flamenco, ¿ha sido determinante para que te dediques a esta profesión?

Creo que me ha ayudado mucho nacer en Jerez. Siempre he pensado que puede ser que, sí no hubiese sido de aquí, me hubiese decantado por algo típico del lugar. Aunque la persona que lleva el flamenco dentro, lo busca hasta que lo encuentra.

¿Para ti qué es el baile, simplemente una profesión o algo más que eso?

Es algo más que una profesión. El baile es mi vida, forma parte de mí. Viene conmigo desde pequeña y no podría vivir sin bailar. Es mi forma de expresión, mi forma de escapar de la locura de este mundo.

¿Qué sientes cuando estás encima de un tablao dándolo todo?

Cuando bailo, siento pasión por lo que hago. Es mi forma de decir lo que he vivido cada día. Amo estar encima del escenario, es pura adicción y tampoco podría vivir sin hacerlo.

¿Qué estilo de baile flamenco prefieres bailar?

Me gustan todos los palos. Dependiendo del estado de ánimo, me siento más con uno que con otro. La bulería, sin duda, es uno de mis preferidos, si tuviese que decantarme por alguno.

segunda Beatriz Morales entrevista Si bailas dos días seguidos el mismo palo en el mismo tablao, ¿son dos actuaciones iguales o existen diferencias entre ellas?

Nunca bailo igual un día que otro, porque entraría en la monotonía y se acabaría mi motivación y mi pasión por el flamenco.

¿A quién te gustaría parecerte en el mundo del flamenco?

No me gustaría parecerme a nadie en estilo, porque cada persona debe ser única para marcar la diferencia. Si me gustaría parecerme en las metas y retos conseguidos por algunas bailaoras, como Eva Yerbabuena o Manuela, que se han mantenido ahí siempre. No pretendo ser una bailaora de moda que dure unos años, mi objetivo es estar permanentemente.

¿Quiénes son tus principales referentes en esta profesión?

Tengo muchos referentes, no sólo del flamenco, y no sólo de baile. Mis mayores referentes son Paco de Lucía, Antonio Rey, Carmen Amaya, Eva Yerbabuena, Manuela Carrasco, Farruquito, Joaquín Grilo, Antonio Canales,  y muchos más. Y fuera del flamenco, Beyoncé, Mikel Jackson y Bruce Lee. Aunque parezca contradictorio, tenemos mucho en común.

¿Sigues aprendiendo o ya sabes todo lo que tienes que saber sobre tu profesión?

En esta profesión nunca puedes dejar de aprender, sino……. te mueres y te quedas atrás.

Has bailado en países como China, Japón, Rusia, Italia… ¿Bailas igual en todos los países o influye en algo el país dónde bailes?

He tenido la suerte de bailar en muchísimos países: China, Japón, Francia, Reino Unidos, México, Costa Rica, Estados Unidos, Rusia, Italia, Austria, Malta… Intento dar lo mejor de mí siempre, da igual dónde. Pero sí es verdad que hay escenarios, como el Bienal de Sevilla o el Festival de Jerez, que hacen que estés mucho más nerviosa que en otros lugares. Pero siempre pretendo dejar mi piel en cualquier rincón del mundo.

¿En qué país de los que has bailado has disfrutado más?

Disfruto en cada país. Me encanta conocer sus costumbres, a su gente, y siempre recuerdo con mucho cariño cada lugar. Pero he de decir que Japón es uno de mis preferidos, amo ese país y he podido trabajar como a mí me gusta. Los japoneses son muy disciplinados y puedes llevarlos hasta el límite. También me gusta mucho Londres. Llevo trabajando muchos años allí y siempre me deja muy buenos recuerdos.

tercera Beatriz Morales entrevista¿Hay algún lugar donde no hayas bailado y te gustaría hacerlo?

La vedad es que estoy consiguiendo bailar en casi todos los sitios que deseaba, aunque aún me quedan. Siempre he deseado bailar en Nueva York, y  espero hacerlo algún día. Volver a Japón siempre lo deseo, también tengo ganas de ir a Taiwán y Corea. Y estoy abierta a todos los países. Tengo muchas ganas de conocer y aprender de cada uno de ellos.

¿Prefieres bailar para extranjeros o para españoles?

Hoy en día, hay extranjeros que entienden el flamenco igual o mejor que los españoles. Da igual de dónde sean, pero algunos son grandes entendidos.

¿En qué país has visto que haya disfrutado el público más con tu actuación?

La vedad que en los sitios que he estado, he recibido mucho cariño. Tengo marcado Jerez, porque terminan por bulerías, y parece que así gusta más. Pero cada público tiene una forma de expresarse y de todos me llevo mucho calor.

Dime una o dos actuaciones tuyas que no olvidarás nunca.

Nunca olvidaré la del Festival de Jerez hace dos años, porque acababa de nacer mi hija y solo llevaba dos meses siendo madre. Le di el pecho a mi bebe y me subí al escenario. Cuando termine, subí a mi hija al escenario y esa escena nunca la olvidare. También recuerdo las semifinales de las Minas como algo muy especial. Y todas las actuaciones tienen algo de especial, no olvido ninguna.

 

Entrevista Beatriz Morales

 

“Amo por igual el baile flamenco y su enseñanza”

Esta profesional del flamenco no solo ha triunfado sobre los escenarios, sino también como profesora de este arte. En su escuela intenta que sus alumnos consigan alcanzar el éxito de una manera más asequible que la que ha vivido ella.

También eres una profesora de flamenco muy cualificada. ¿Por qué te dedicas a enseñar?

Gracias por esas palabras. Me encanta enseñar, al igual que bailar. Disfruto viendo cómo crece la gente a mi lado. Es una gran pasión.

¿Cómo disfrutas más, enseñando o bailando?

Ese es mi gran dilema. No podría dejar de hacer ninguna de las dos cosas. Amo las dos por igual.  El escenario me da experiencia para poder seguir enseñando a cualquier nivel y para ayudar a mis alumnos a que el camino les sea más fácil que el mío.

Puro Arte directo-49 (2017_06_12 09_50_42 UTC)¿Dónde has tenido los alumnos más aplicados?

Los alumnos que vienen a aprender conmigo suelen ser aplicados y vienen a aprovechar el tiempo. Los japoneses, en general, es gente muy disciplinada, pero por lo común, todos vienen con ganas de darlo todo, y eso me encanta.

¿Qué hacen los japoneses que los diferencie de los demás?

El alumno se diferencia por las ganas que tiene de aprender. Un alumno sin ganas, no sirve mucho. A un alumno con ganas, le sacas el mayor rendimiento y su mejor versión en poco tiempo.

¿Un neófito en el flamenco disfruta menos o más que uno que entiende el baile?

Pienso que cuanto más aficionado se sea, más se vive y se sabe lo que se está viendo.

 

 

Puro Arte directo-39 (2017_06_12 09_50_42 UTC)-iloveimg-compressed

“Puro Arte es uno de los pocos tablaos donde se tiene en cuenta al bailaor y al sonido de sus pies”

Beatriz lleva en Puro Arte casi desde que el tablao se inauguró. Considera a sus compañeros y demás empleados como una gran familia de profesionales, que le ayudan a dar todo lo mejor de sí misma.

¿Desde cuándo bailas en Puro Arte?

Bailo en Puro Arte prácticamente desde que empezó a funcionar este tablao. He visto su crecimiento y me encanta bailar aquí.

¿Por qué formas parte del cuadro flamenco de Puro Arte? 

Pienso que somos una gran familia, que lo damos todo cada día y que vamos con ganas de trabajar. El público busca profesionalidad y seriedad en lo que hacemos.

Entrevista a Beatriz Morales, bailaora de Puro Arte¿Existe alguna diferencia en bailar en Puro Arte o hacerlo en cualquier otro tablao del mundo?

La verdad es que en Puro Arte se trabaja muy bien y es uno de los tablaos donde mejor he trabajado. Los compañeros van a darlo todo, el sonido es muy bueno y es uno de los pocos lugares donde se tiene en cuenta al bailaor y al sonido de sus pies. Tienen especial cuidado en cada detalle y eso hace que el artista trabaje sin impedimentos.

 

El escenario de Puro Arte, con micrófonos debajo y encima, ¿te exige más que otros tablaos más clásicos?

Por supuesto que al tener micrófonos en los pies no te puedes permitir ningún fallo, porque todo se escucha. Pero me encanta trabajar así, porque también puedes hacer sonidos y pasos que, aunque te dejes la piel, se aprecian. En otros lugares, aunque te dejes la piel, a veces ni se escuchan esos sonidos.

¿Qué diferencias ves entre bailar en Puro Arte o hacerlo en China o Japón?

Como he dicho antes, para mí es igual trabajar en un lugar que en otro, pero gracias a mis compañeros de Puro Arte y a su profesionalidad, puedo llegar con la velocidad que a veces otras personas no me dan. Y al tener ese buen sonido, puedo dar más que en lugares que no están tan bien adecuados al artista.

Entrevista a Beatriz Morales, bailaora de Puro Arte¿El público en Jerez es más purista y te exige más que otros públicos?

El público en Jerez es muy difícil. Pero como decía Coco Chanel: “Échame a los lobos y vendré dominando la manada”. Nada es imposible.

¿Dónde te ves bailando dentro de diez años?

Sinceramente, aspiro a bailar en los mejores teatros, y nada mejor que entrenar siempre en este lugar.

¿Hasta cuándo en los tablaos?

Siempre he pensado que no quiero morir solo bailando en tablaos, por eso tengo también otras metas, como mi escuela y mi compañía. Pero sí que Puro Arte es el mejor lugar de entrenamiento y donde se siente el flamenco más puro y más de cerca. Me imagino siendo una persona mayor y asistiendo de vez en cuando a dar mi bailecito para no perder la costumbre.  En los tablaos aprendí, crecí y quiero morir.

 

Deja un comentario