La familia real de Bélgica, en Puro Arte

La calidad del tablao jerezano atrae a la realeza

El principe Lorenzo de Bélgica y su familia disfrutaron de una confortable velada en Puro Arte, espectáculo que eligieron por la pureza de su flamenco

El príncipe Lorenzo de Bélgica, en Puro Arte
El príncipe Lorenzo de Bélgica, junto a parte de su familia, posa con los artistas de Puro Arte tras presenciar la gala en el tablao jerezano.

El pasado domingo, Puro Arte dio un paso más hacia su consolidación como uno de los mejores tablaos del mundo, gracias a la presencia en la sesión de la noche del príncipe Lorenzo de Bélgica y parte de su familia. Estos distinguidos miembros de la realeza europea eligieron este templo del flamenco por su calidad y defensa de la pureza de este arte.

Pocas horas antes de que la familia real belga hiciera acto de presencia en Puro Arte, los responsables del tablao recibieron una llamada anunciando la visita del príncipe Lorenzo y su familia. El objetivo era preparar las medidas de seguridad oportunas para controlar la situación.

la familia del príncipe Lorenzo de BélgicaLa sorpresa fue general entre los espectadores que llenaban la sala cuando poco antes de que comenzara la cena vieron aparecer a tan distinguidos espectadores y conocieron que eran el príncipe Lorenzo de Bélgica y parte de su familia. Todos ellos llevaban unos días de vacaciones en Jerez y sus alrededores, en viaje privado sin protocolo real.

El hijo menor de los anteriores reyes de Bélgica, Alberto II y su consorte, la reina Paola, está casado con la británica Claire Louise Coombs, y tiene tres vástagos, Luisa Sofía María, Nicolás Casimiro María y Emérico Augusto María. Todos los presentes en el tablao degustaron el menú Puro Arte, que entre otros platos ofrecía un exquisito salmorejo de nuestra cocinera Amalia, así como su deliciosa carillada con patatas panaderas.

Invitados a cava

El príncipe Lorenzo, de 54 años y nacido en el castillo de Bélvedere de Bruselas, así como su familia, alabaron los manjares que habían tomado por su calidad. Posteriormente, la casa les invitó a una botella de cava de la bodega Campos de Dulcinea, que saborearon igualmente satisfechos.

Lorenzo de Bélgica y su mujer
El príncipe Lorenzo de Bélgica y su mujer,

Tras la actuación del cuadro completo de profesionales de Puro Arte, los miembros de la familai real belga dijeron estar impresionados por el espectáculo que habían visto, destacando la entrega y la pasión que transmitieron los artistas, “algo nunca visto por mi parte”, señaló el príncipe Lorenzo, personaje acostumbrado a ser agasajado con todo tipo de actos.

Es más, los profesionales del tablao no conocieron la presencia de tan distinguidos espectadores hasta que finalizó la gala, ya que los responsables del local querían que el respetable público presenciara la calidad diaria de este espectáculo. Al final, la familia real accedió a hacerse unas fotos con los artistas (la que podéis ver al pincipio de esta noticia).

Asimismo, explicaron que eligieron ese tablao porque le pidieron al director del hotel en el que se alojaban que querían disfrutar de flamenco de calidad. Y el responsable del alojamiento les dijo que, sin duda, debían ir a Puro Arte. En resumen, fue una noche de ensueño que quedará entre los grandes acontecimientos del tablao y en el recuerdo de todos sus integrantes, así como en el del público que abarrotó la sala.

 

 

Deja un comentario