Tartar de salmón con aguacate

Tartar de salmón con aguacate

Receta fresca, rápida y muy fácil de hacer. Se puede tomar como plato principal o como aperitivo. Da igual, porque te encantará. Es un plato para gourmets. Con un aliño cítrico muy sencillo, que le da un toque ácido delicioso. Un manjar ideal para Navidad o para ocasiones especiales, como cuando acudes al tablao Puro Arte.

Seguro que más de uno ha solucionado rápidamente una comida o una cena haciendo una especie de tartar con salmón ahumado y un aguacate que había que consumir antes de que se pusiera malo. Y aunque fuese rápido e improvisado, seguro que supo a gloria, porque la combinación de salmón y aguacate es un triunfo asegurado.

Si el falso tartar gusta, el que se propone ahora gustará todavía más. Un tartar un poquito más elaborado, pero no por ello más complicado, para cuando se disponga de más de cinco minutos, pues no llegará a veinte. Quizá después de probarlo veas el tartar con otros ojos.

Tartar de salmón con aguacateLas recetas de tartar se elaboran con alimentos crudos combinados con ingredientes como los encurtidos en vinagre. El más famoso es el steak tartar elaborado con carne. Esta receta, aunque se llama tartar, no proviene de los tártaros, sino de los cosacos rusos y ucranianos.

Los jinetes cosacos ponían la carne cruda y salada debajo de sus monturas y lo montaban hasta que quedaban secas. Luego la cortaban finamente y se la comían. Con el tiempo, por imitación, surgieron distintas recetas con pescado, verduras o frutas que copiaban la presentación del  steak tartar, combinando colores y texturas.

A diferencia del steak tartar de carne, que hay que consumirlo inmediatamente, ya que la carne se oxida, las recetas con salmón ahumado aguantan perfectamente de un día para otro. Sin embargo, si se prepara tartar con pescado crudo como el salmón o el atún, hay que congelarlo dos días antes de usarlo para evitar el anisakis.

Deja un comentario